El gobierno de EE.UU. pagó 900.000 dólares para ingresar en el iPhone 5C bloqueado de uno de los responsables de la matanza en San Bernardino, California.

Apple se negó a ayudar en el desbloqueo del teléfono, pero el FBI lo consiguió por su cuenta pagando a un hacker.

El FBI también mantiene protegida la identidad del operador al que le pagó para que rompiera el código de acceso al teléfono.

“Yo estaba muy consternada por los acontecimientos de San Bernardino, usted hizo insinuaciones sobre permitir la apertura del aparato y después el FBI gastó 900.000 dólares para acceder al aparato”, le dijo la senadora Dianne Feinstein a James Comey, director del FBI.

“Y después conocí que había buenas razones para ingresar en el dispositivo”, agregó Feinstein.

En marzo del año pasado el FBI confirmaba que habían logrado desbloquear el iPhone sin la ayuda de Apple, pero en aquel entonces no se dieron más detalles acerca de la operación.

El gobierno estadounidense pagó esa suma para evitar una pugna judicial con Apple, que se resistía a la orden de un juez de colaborar con el Departamento de Justicia para abrir el teléfono de Syed Rizwan Farook, quien junto con su esposa, mataron a tiros a 14 personas en diciembre de 2015 en San Bernardino.

Fuente: AP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here