H.264 vs H.265: ¿Por qué es tan importante este nuevo codec?

0
328

Una de las principales pegas que tiene el contenido audiovisual en 4K es que una resolución tan grande requiere de un gran ancho de banda. Es por ello que es necesario tener una conexión de fibra óptica si se quiere disfrutar de este contenido en plataformas de streaming, utilizando para ellos codecs de compresión. El gran aliado de estas plataformas es el H.265.

H.264: el más extendido

H.264 es el códec más utilizado para todo tipo de retransmisiones. Fue creado en 2003, y tenía como objetivo sustituir al tradicional MPEG-4, siendo bautizado como MPEG-4 AVC. Este formato se utiliza en la actualidad para las películas Blu-Ray, servicios de streaming como YouTube o Netflix, retransmisiones por satélite e incluso la propia TDT lo utiliza para comprimir todas sus retransmisiones en HD.

¿Y el H.265?

h265-1

El H.265, o HEVC fue lanzado en 2014, y es como su nombre indica (High Efficiency Video Coding) un estándar de compresión de vídeo más eficiente que H.264. Aproximadamente es capaz de comprimir un archivo de la misma calidad en al menos la mitad de espacio que H.264. Que una película pase de ocupar 8 GB a ocupar alrededor de 3 o 4 GB no es nada desdeñable.

h265-2

Es por ello que tanto los usuarios como las empresas que ofrecen contenido multimedia se ven beneficiadas de utilizar este nuevo códec. Los operadores de satélite pueden ofrecer la misma calidad en la mitad de espacio, pudiendo meter más canales, o mejorar la calidad de los mismos.

La TDT española dará un nuevo cambio dentro de unos cuantos años (tocará reantenización en 2020) para abrirse al 4K, y empezará a usar el códec H.265 bajo el formato DVB-T2, para el cual la mayoría de televisores que ya se venden en la actualidad son compatibles.

Más ventajas del H.265 con respecto al H.264

El H.264 se encuentra limitado a vídeo 4K a 60 fps, mientras que el H.265 permite hasta 8K y 300 fps, teniendo un futuro más prometedor que el H.264 en este aspecto. En PC el popular reproductor VLC y los codecs K-Lite con su reproductor Media Player Classic ya son compatibles con este formato. En cuanto a navegadores, Chrome ya lleva unos años siendo compatible con el formato, y el hardware desde 2014 ya es compatible tanto para codificar como para decodificar este formato.

h265-3

Son pocas las plataformas que lo usan todavía, y para encontrar contenido en H.265 tenemos que recurrir a algunas páginas de torrent en la que se suben algunos capítulos de series con un resultado bastante bueno en términos de calidad, y con un peso muy reducido, que se sitúa en torno a 2.5 veces lo que ocupa la misma versión en H.264. A pesar de esto, dentro de unos años se convertirá en el estándar más utilizado.

Fuente: ADSL Zone

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here